jueves, 18 de diciembre de 2008

28. Cuando la mañana oscura trae tormentas

Dicen nuestros abuelos que a mañana oscura, tarde segura, aludiendo a que si no llovió en la mañana, la tarde se aguantará la lluvia hasta la noche o hasta el día siguiente. Normalmente uno no pone en duda un refrán tan sobradamente demostrado como este, sin embargo, hay excepciones, en las que salimos de casa preparados (o sin prepararnos lo suficiente) para una tarde sin novedades acuíferas, y de pronto, cuando salimos a almorzar, se nos viene el chaparrón encima.

El miércoles fui a la cita con el oncólogo, quien me confirmó que los 21 días de descanso entre ciclos no son decididos al azar, que tienen que ver con el tipo de quimioterapia que me ponen y el tiempo necesario para lograr dos efectos, que las células cancerígenas, si las hubiere, no se recuperen, y que la médula, a contrariu sensu, tome aire y vuelva a la vida para la nueva arremetida de venenos.

Siendo así, y agarrándome a traición, el mismo miércoles me programó la quimio, es decir, ayer, hoy y mañana.

Aunque como ha sido en los otros ciclos de quimio, durante los días de aplicación no tengo mayores efectos, la novedad ayer fue que mis venas, como no estaban preparadas para el chaparrón vespertino, decidieron no salir al desfile, por lo que me punzaron como tres veces en forma infructuosa, hasta que encontraron vía en el brazo izquierdo. Costó tanto la toma de vía, que me la dejaron puesta par hoy, cuando de hecho funcionó muy bien, sin embargo, no me la pudieron dejar para mañana, porque hoy y mañana lo que me pasan es un venenín llamado birrubicina, que es tan particular que si no circula bien, se anquilosa y genera bloqueos en los tendidos de venas y posteriormente (casi póstumamente) en el corazón, así que mañana, vienen mas piquetes... a ver como me va...

4 comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Auch... yo odio las agujas!

Espero que tus venas no se rehusen tanto a salir y sean obedientes y se dejen meter la vía.

Fuerza amigo.

Y bueno, si no posteas antes del Navidad, desde ya te van mis mejores deseos, que recibas muchos regalos y que disfrutes mucho en compañia de los tuyos.

Un abrazo

Eduardo Montoya dijo...

Lamento que te hayan maltratado tanto, espero que el último día no haya sido tan grosero, la verdad es que nos has acostumbrado tanto a luchar contra molinos de viento en forma quijotesca que uno está seguro de que sabrás capear este chubasco.

Lilly dijo...

El año, pasado, cuando estuve recibiendo mi tratamiento de quimioterapia, noté (o al menos así me pareció), que aunque recibí muchos saludos, prácticamente nadie se atrevió a decirme "feliz cumpleaños" o "feliz navidad", quizá pensando que era algo incongruente decir eso a una persona cuya salud estaba pasando por un mal rato. A pesar de las molestias que estés teniendo, por tu espíritu luchador, tu humor y tu ánimo positivo, sé que tendrás una feliz navidad y, sobre todo, un próspero año nuevo que traerá sol y nuevos vientos a tu vida. Un abrazo con todo cariño!

Mara dijo...

Hola, empece a leer tu blog por casualidad, en busca de paleativos contra la quimio, porque un familiar comenzara con una muy agrasiva mañana. Lo leí todo hoy tuve sentimientos de dolar, pero también de esperanza. Eso es lo que se refleja en tu blog y a pesar de toda tu tormenta, sigues con fe y eso lo admiro. Tienes razón, es una lucha que tienes que sacra adelante tú solo, peor por lo que voy leyendo se que lo harás. Esero que hayas pasado feliz navidad y deseo que para el proximo año 2009 salgas vencedor! Espero encontrarte nuevamente. Un abrazo, Mara de Colombia (aunque vivo en Quebec)