domingo, 4 de enero de 2009

30. Prevención de verano

Es normal que en verano revisemos varias áreas de nuestras casas, previniendo algunos problemas que podrían generar tragedias invernales, si no se corrigen a tiempo. Es así como revisamos canoas y desagües, volvemos a pintar los techos, corregimos problemas de filtraciones o humedad en paredes o muebles y de esta forma, no tenemos que andar corriendo en invierno, tapando goteras o destapando canoas. Claro, no todos aplican la prevención y esperan a que la canoa le caiga encima, como en el anuncio televisivo.

Yo he estado revisando mis canoas y mis desagües.

Desde hace varias semanas me he dado cuenta con toda claridad, que mantengo una fachada de alegría y optimismo, que muchas veces tiene detrás serios problemas de humedad y de filtraciones. Cuando menos lo espero, se me viene encima toda el agua acumulada y me dan períodos de llanto no solo inesperados, sino dolorosos.

He descubierto que el cuarto de baño me proporciona un espacio personal adecuado para revisar lo que siento, para llorar a gusto y en un ambiente contenido, si lo requiero, y para volver a contactarme con la fuerza interna que me motiva a seguir adelante.

Talvez algo importante, me lo había advertido el homeópata, es que uno tiende a mostrarse fuerte y decidido para no preocupar a la gente que tiene alrededor, para no generar en ellos angustias o tristezas, y eso está bien, bastante tienen con atender todas las necesidades que se generan con estos procesos, para estar lidiando también con los chuicas emocionales que uno carga, pero es también importante darse un espacio a uno mismo para sacarse esos chuicas y no estarlos acumulando peligrosamente en las canoas internas, porque cuando llueve, se te viene todo encima.

No es fácil lidiar con este tipo de procesos, no es sencillo comprender por qué esto me pasa a mí y no a Oscar Arias, que bien se lo merece; lo cierto es que esas pequeñas etapas de dolor, son solo piedrecillas en un camino enorme en el que uno puede reconocer en uno mismo, la cantidad enorme de bendiciones que se han asociado al proceso de dolor y que lo amortiguan e incluso lo sustituyen. El cariño de la gente, muchas veces de gente que uno no esperaba que reaccionara así o del todo gente desconocida, que se acerca y te da palabras de aliento. El amor de tu familia y amigos, que en forma desinteresada velan por uno para tratar de hacer mas llevadera la carga... y lo consiguen! y además toda la fuerza interna que aunque siempre ha estado ahí, talvez no es sino hasta ahora que la encontramos y la ponemos a trabajar.

Yo personalmente me recuerdo, cada vez que hago estas búsquedas de chuicas internos, que he sido obsequiado con el milagro de la vida. Mi proceso inició gracias a la bendición de haberme fracturado, con lo que se detectó el cáncer antes de que se fuera a pasear por mis pulmones, mis riñones, mi hígado o mi cerebro. Mis posibilidades de sobrevivencia son enormes, casi absolutas, gracias a ese milagro, y eso es algo que no puedo olvidar. Es una segunda oportunidad de aprovechar la vida. Eso alimenta fuertemente mis fuerzas internas.

8 comentarios:

Mara dijo...

Hola Rafael, paso para desearte feliz navidad y feliz 2009! Ojalá que este año nuevo llegue cargado de bendiciones y alivio para tu tortura. Sigo pendiente de tí y sigues en mis oraciones. Un abrazo, Mara

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Los humanos somos como una olla de presión, si no tenemos válvula de escape, irremediablemente podemos explotar.

Las lágrimas son esa válvula que hace que nos limpiemos el alma y tambien el cuerpo.
Que bien se siente uno cuando ha dejado que esa presión salga en forma de gotitas que recorren nuestras mejillas!

Llora lo que tengas que llorar, eso te hará bien. Pero recuerda que es muchisimo mejor llorar en el hombro de un ser querido.

Fuerza campeón, fuerza.
Un abrazo

Eduardo Montoya dijo...

Me uno al comentario de Heidy, la verdad es que echando para atrás la mirada del recuerdo, bien claro tengo que, en los momento difíciles de mi vida, una cosa que me ha traído siempre consuelo es llorar hasta quedarme dormido. Que si los hombre lloran, por supuesto que sí, lloramos por lo preciado: por los seres amados que nos han dejado y cada vez que los recordamos sentimos un dolor quemante como si hubiese pasado ayer, por los amores que se han alejado y quizá hasta por nuestra culpa, dejándonos el corazón hecho trizas, por nuestros amigos, por sus problemas, por cuando pasan por trances difíciles, hacemos nuestro su dolor, porque la amistad es así, incondicional.
Tu fuerza me anima a mí también mi amigo Rolo, pero no estoy ajeno al hecho de que esa fuerza, como bien reconoces, a veces es solo una fachada pues uno quiere no preocupar demasiado a nuestro seres queridos, pero ¿sabes una cosa Rolito?, aquí tienes mi hombro ya bien para apoyarte, ya bien para llorar cuando me necesites.

Lilly dijo...

Eso se llama crecer!!

Un abrazo con mucho cariño!

Anónimo dijo...

Hola Rolando de lejos he seguido tu enfermedad, sigue con la enteresa y el ánimo que tienes, porque este mundo te necesita.
Tu blogg es muy bueno deberías publicarlo.

Vane dijo...

Rolito:

Yo eso lo he presentido desde hace muchos días, tal vez porque conociendo tu personalidad después de tantos años y sabiendo lo entregado que eres a todos los que te rodeamos y te queremos, sabíamos que te estabas guardando tus emociones, para no hacer sufrir a nadie. No deja de ser una de tus maravillosas cualidades (de las muchísimas que tienes) pero recuerda como te dije hace mucho tiempo, reprochándote que no "putiaras" al mundo por lo q te pasaba (perdón por la palabrita)porque si los que te queremos nos angustiábamos a ese punto, es necesario desahogarse y como te dicen para eso estamos todos los que te queremos incondicionalmente.
Cuenta conmigo, en todo caso como bien me conoces si empiezas a llorar yo soy fatal para eso entonces los dos nos podemos dar una buena llorada juntos, nada más me avisas para llevar los kleenex.
Pero tengamos presente el milagro como dices, de haberte descubierto la enfermedad a tiempo y que vas a recuperarte muy pronto, para eso rezamos todos y le pedimos fervientemente a la Virgencita.
TQM

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

La invitación de tus amigos para llorar juntos no pudo quedar mejor!
No estas solo y prueba de ello es que todos quieren darte un hombro donde apoyarte y desahogarte!

honeylin dijo...

Hola Rolo, leyendote y admirandote cada dia mas. Confiando en Dios que este año estara lleno de bendiciones a tu vida y la de los que amas.Un gran abrazo amigo y si, llorar es de valientes y vos lo sos y en grande!!! Estoy aqui, sigo orando y confiando. Con el cariño de siempre, Cely